domingo, 17 de noviembre de 2013

No cabe duda de que estamos vivido una revolución en lo que a formatos de pantalla se refiere. Las compañías tecnológicas siguen innovando en cuanto a densidad de píxeles se refiere, algo que no tiene mucho sentido como ya vimos, pero también en cuanto a tipos de pantalla naciendo cada año nuevos modelos con un destino claro, ser fácilmente moldeables a nuestros gustos. Las pantallas no siempre han sido planas, un concepto básico de lo que es una superficie a través de la cual vemos imágenes a menudo erróneo, sin ir más lejos los primeros televisores tenían pantallas con forma de parábola. A partir de ahí el estándar se fue encaminando hacia lo recto, liso u homogéneo alrededor de toda la superficie de visión. Pero en los últimos años la cosa ha ido cambiando, el futuro según las compañías electrónicas pasa por pantallas curvas, flexibles o plegables finalmente que permitan desarrollar nuevos tipos de dispositivos nunca vistos antes.

No hay comentarios: